El recibidor, tu carta de presentación

Empecemos por el principio, ósea por la entrada de tu casa. Ahí en ese pequeño espacio de tránsito y recepción es donde empiezas a definir tu estilo. Una imagen que probablemente continuarás proyectando hacia el resto de las estancias de tu casa, o quizás no, pero en cualquier caso para mucha gente será lo único que vean y para mucha otra lo último que recuerden de su visita a tu hogar.

Con esto no quiero decir que el recibidor nos defina como personas, pero seguramente ya dará a entender si somos mas bien de estilo clásico, minimalista, moderno, rústico…

Así que quizás esta pieza de tu mobiliario será la más vista sin duda de toda la casa, elígela a consciencia.

Recibidor a medida

Las entradas de las casas o pisos son caprichosos, en ocasiones son espacios reducidos o con puertas que te llevan a otras estancias que apenas te dejan una pared libre; además por norma general están situados aquí las cajas de contadores.

Por eso un recibidor hecho a medida te permite aprovechar el espacio a la perfección, integrando si es necesario, todos los elementos como cajas de empalmes y demás que tengas por medio.

El hecho de que sea a medida nos permite jugar con el ancho y el alto, pero también con el fondo, cosa que es muy necesaria cuando el lugar es estrecho y no queremos quedarnos sin espacio para pasar.

Jugar con el fondo nos permite colocar muebles en pasillos y aprovechar zonas del piso que antes sólo eran de paso.

mueble a medida pasillo
Mueble a medida para pasillo

Y que ahora además de lucir de maravilla nos dan un espacio extra de almacenaje y organización.

¿ Recibidor bonito o funcional ?

No renuncies a nada. Tu entrada sobretodo te tiene que gustar a ti y, además, cuando llegues tiene que darte esa sensación de paz y orden que a todos nos encanta y relaja.

Que el mueble de la entrada puedas configurarlo tú es tan importante como que las medidas sean las justas para tu espacio. Ahora piensa qué haces con todo eso que llevas en los bolsillos al llegar a casa, ¿lo dejas encima del mueble? Pues incorporamos un cajón o dos para que cada miembro del hogar tenga el suyo y esté todo en su lugar. Piensa en todo lo que necesitas tener a mano también a la hora de salir… las llaves, el monedero o la cartera. ¿Quizás te gustaría incorporar un zapatero en la parte baja del recibidor…?

Espejo para la entrada

¡Que bien nos viene tener un espejo donde poder echarnos un último vistazo antes de salir de casa! Es parada obligatoria, un último retoque al peinado, la corbata…

Además nos dara sensación de amplitud.

Hay muchos estilos de espejos; busca algo que combine con tu mueble del recibidor tanto en forma como en tamaño. Y por supuesto, si es a medida sin duda lo conseguirás.

¿ Ya sabes el recibidor que necesitas ?

Ahora te toca a ti sopesar si quieres empezar un estilo nuevo desde la puerta de tu casa; y conseguir un espacio más funcional o bien, te conformas con lo que te ofrecen los muebles estandarizados  

Consúltanos aquí lo que necesites o solicita tu presupuesto sin compromiso.